¡Suscríbete y recibirás nuestra Newsletter: 'Los viernes de Marco'!
 

No

El motivo por el que Mariano Rajoy dijo No a la propuesta del Rey para que abriera negociaciones que llevaran a su investidura como Presidente del Gobierno es que sabía que no tenía ninguna posibilidad de conseguir los respaldos necesarios en el Congreso. Ninguna. El PSOE había dejado claro que no apoyaría ninguna investidura del PP en el Congreso. Había quedado anulado la posibilidad de un gobierno de coalición entre los dos partidos nacionales formulada desde el PP. Sin los socialistas no hay gobierno posible para el PP. Rajoy –lo dijo en el Congreso- no engañó a nadie, ni al Rey ni a la opinión pública. Tampoco se engañó a sí mismo, algo más grave todavía en todos los sentidos posibles.

 

El Sí de Ciudadanos al PSOE parece basarse en la expectativa de que el PSOE varíe a su posición y le dé el Sí al PP. Como en Ciudadanos saben que eso no va a ocurrir, lo que están haciendo al dar el Sí al PSOE es pedir al PP que acepte de buen grado el No del PSOE, y deje gobernar a Ciudadanos y al PSOE. Así que Ciudadanos acepta el No del PSOE al PP, pero no acepta el Sí del PP al PSOE, y en vez de insistir en que hay una fórmula abierta desde el 20 de diciembre basada en el Sí del PP, se esfuerza por transformar el No del PSOE en un Sí.

Por otro lado, Ciudadanos dice que ha conseguido que el PSOE diga No a Podemos. También intentantan engañarse porque saben que no es así. El PSOE no ha dicho No a Podemos. Al contrario, lo que ha buscado y sigue buscando desesperadamente es que Podemos se decida a darle el Sí. Y si Podemos ha dicho No al PSOE es porque o no quiere gobernar con el PSOE y prefiere ir a nuevas elecciones, o porque quiere tensar más la cuerda socialista, sabiendo como sabe que Sánchez dependerá de ellos. Nada tiene esto que ver con el Sí de Ciudadanos al PSOE.

De este vodevil que empieza a resultar grotesco (más aún con plenos como el del pasado martes), quedan claras varias cosas. El Sí de Rajoy y el PP a encontrar alguna fórmula de gobierno con el PSOE y con Ciudadanos. El NO del PSOE a gobernar con el PP y su ansia por dar el Sí a Podemos. El NO de Podemos al PSOE. Y la enrevesadas maniobras de Ciudadanos, sesgadas en contra de quien siempre ha dicho Sí, para intentar escenificar que quien ha dicho Sí dijo No y quien siempre dijo No ha dicho Sí. Demasiado.

La Razón, 18-03-16

0Te gusta
JOSÉ MARÍA MARCO

felis justo libero velit, libero sit