¡Suscríbete y recibirás nuestra Newsletter: 'Los viernes de Marco'!
 

Reliquias

El gobierno de Pedro Sánchez pareció nuevo en su momento. Frente al desgaste del equipo de Mariano Rajoy, que había hecho frente con éxito extraordinario a la crisis económica, llegaban caras nuevas, frescas, jóvenes y sin arrugas. Parecía un anuncio, no vamos a precisar de qué, pero así es la política actual. Hecho el trabajo duro de la salida de la crisis, llegaban las sonrisas, la felicidad, el progresismo…

…Cien días después, el gobierno de Pedro Sánchez aparece más gastado y envejecido de lo que lo estaba el de Rajoy después de siete años en el poder, al menos hasta los muy últimos meses. Para entender el fenómeno hay que tener en cuenta la forma en la que se formó el equipo de Sánchez, pensando en la imagen –las sonrisas, la felicidad y el progresismo, ya sabemos- que en la ejecutoria y la autoridad de sus componentes. Y sin embargo, hoy la imagen, tan importante, resulta también irrelevante: en poco tiempo queda pulverizada por la cantidad de información disponible.

Más allá de eso está el fondo del asunto y es que el gobierno de Pedro Sánchez no tiene más justificación ni por tanto más respaldo parlamentario que el deseo de sacar al PP del Gobierno. Hasta el punto que para eso recurre a fuerzas secesionistas.

En realidad, es el gobierno propio de una época acabada, la del mal llamado bipartidismo, que consistía en que los partidos nacionales se aliaban con los nacionalistas para gobernar. El “procés” hizo imposible esa situación y requería una nueva forma de gobernar España, que continuara lo iniciado con el pacto sobre el 155. No por el contenido de este pacto, sino por el pacto en sí, que es la única forma de afrontar el desafío del secesionismo. El gobierno de Pedro Sánchez es la última reliquia de aquella situación. Cuando ofrecía un acuerdo a Sánchez, Rajoy era ya mucho más actual que el socialista. Por desgracia, seguimos, y seguiremos, en el “No es no”. A los partidos nacionales, claro, no a los nacionalistas. ¿Por qué los socialistas tienen que gobernar contra el PP?

La Razón, 14-09-18

0Te gusta
JOSÉ MARÍA MARCO

massa dolor pulvinar eget mattis dictum efficitur. in nec