¡Suscríbete y recibirás nuestra Newsletter: 'Los viernes de Marco'!
 

Kohl. Historia viva

El primer funeral de Estado celebrado por la Unión Europea y sus instituciones era un homenaje debido a uno de sus muy grandes políticos, uno de los que tuvo claro que una Alemania unificada era la base de la nueva Unión. Gracias a eso, esta dejaría atrás la pesadilla de la división nacida del horror del comunismo, como la previa dejó atrás la bestialidad nacionalista. Y esa misma ceremonia –de ahí su carácter histórico- significa también todo un toque de atención a los europeos de hoy. Kohl supo entender que la unificación de Alemania era la clave de la nueva Unión porque confió en las instituciones, en sus mecanismos de integración, equilibrio y regulación, y también en la capacidad de los pueblos europeos, constituidos en naciones, para comprender lo que quiere decir la Unión.

Desoyendo las críticas, los miedos y el escepticismo, Kohl convirtió aquella crisis en una gigantesca oportunidad de la que aún hoy seguimos recogiendo los frutos. Esa misma actitud es la que ahora debe imponerse. Profundizar la integración y potenciar el papel de las instituciones. Es la herencia alemana y europea del gran Helmut Kohl.

La Razón, 02-07-17

0Te gusta
JOSÉ MARÍA MARCO

Sin comentarios todavía.

¿Qué opinas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Se ha excedido el tiempo. Por favor, actualice para confirmar.