¡Suscríbete y recibirás nuestra Newsletter: 'Los viernes de Marco'!
 

Entrevista con El Aviador Dro y sus Obreros Especializados

Dezine, nº 6

Enrique Andrés, José María Marco. Fotos: Pierre Alain de Oliveira

 

El Aviador Dro y sus Obreros Especializados dio su primer concierto en Madrid en Otoño de 1979. A pesar de sus escasos conciertos su resonancia pública ha sido notable, gracias a la espectacularidad de sus actuaciones y, sobre todo, gracias a sus manifestaciones pro energía nuclear. Su canción Nuclear, sí es un homenaje a la energía nuclear a pesar del tono de canción protesta: “Yo quiero bañarme en mares de radio / con nubes de estronio, cobalto y plutonio / yo quiero tener envolturas de plomo/y niños deformes montando en sus motos / desiertas ruinas con bellas piscinas…”

 

Pero la popularidad de El Aviador Dro no se debe sólo al posible escándalo que puedan provocar sus temas, cosa que es por otra parte uno de los leitmotiv del movimiento tecno. El Aviador Dro utiliza también un aparato propagandístico que, no por casero, resulta menos eficaz: panfletos, algunos de los cuales reproducimos en estas páginas, manifiestos, como ESQUEMA TEÓRICO PARA UNA REVOLUCIÓN DINAMICA, LA CLAVE DEL FUTURO o EL NUEVO BAILE DE LA DISCOTECA INDUSTRIAL. El hasta ahora único grupo tecno de Madrid se muestra también extremadamente preocupado por la difusión de su producción, planteándose seriamente la internacionalización de los canales.

Recientemente una parte del grupo se ha escindido y ha formado uno nuevo – llamado Esplendor geométrico- lo que quizá indique el inicio de difusión de un movimiento que, en el caso concreto de El Aviador Dro, se pretende pura vanguardia.

El grupo sacará muy pronto un single, en el que se incluye una de sus más famosas canciones, La chica del plexiglás, junto a una nueva Godzilla.

El Aviador Dro y sus Obreros Especializados son: Bioback (teclados), Placa Tumbler (voz y bajo electrónico). Derflex Tipo IARR (computador de ritmos), X (guitarra), CT A-l 02 (programación de secuenciador) y Metadina 2 (cintas).

***

¿Qué es lo real en Aviador Dro?

Bioback: ¿Qué entendéis vosotros por lo real?

Lo que hace funcionar a Aviador Dro.

F. Cicloide: El Aviador Dro es nuestro motor.

Bioback: Si te refieres a si nosotros damos en nuestra supuesta vida privada, si es que la tenemos, la misma imagen que damos al exterior, ten en cuenta que siempre seguimos un rigor estético y que la estética se dirige a un público que está tanto en el teatro como fuera de él, y tanto en nuestras fábricas como fuera de ellas. Entonces nosotros, especialmente cuando nos corporizamos, cuando estamos juntos, estemos donde estemos, somos los Obreros Especializados del Aviador Dro. Tenemos nuestro uniforme de trabajo, nuestro uniforme de calle y nuestro uniforme de subsistencia. Pero todo es real desde el punto de vista que nosotros podemos dar a ciertas cosas irreales o divertidas un tono de absoluta realidad. En este sentido todo puede ser real.

Cuando disteis vuestro primer concierto en Madrid, ¿qué relaciones os unían con los protagonistas de la nueva ola? 

Placa Tumbler: Coincidía la misma fecha, la misma época, los mismos intereses de aportar algo nuevo, pero no teníamos los mismos objetivos. Sólo coincidimos en el espacio y en el tiempo. Es una simple coincidencia.

F. Cicloide: Quizá sea también la vanguardia.

Bioback: Nos gusta que nos encuadren en toda clase de casillas: dentro del tecno, que si no tiene relación directa con la nueva ola, sí que ha salido bastante a la luz a raíz de la nueva ola. Por tanto, no nos importa que nos encasillen dentro de la nueva ola, sobre todo entendida como tal, no como pop, nunca como pop, sino como vanguardia en la cual se podrían encuadrar en España, como mucho, Zombies y, hasta cierto punto, Alaska y los Pegamoides.

¿De dónde procede la idea de acompañar vuestra música de un aparato teórico con manifiestos?

Bioback: No procede de nosotros. Procede del Aviador Dro, de nuestra unión con nuestras máquinas y con la gente; es pura energía, es un programa que surge en nosotros espontáneamente.

¿De qué manera puede el progreso tecnológico producir una transformación política generalizada?

Bioback: Radicalmente. De hecho todas las transformaciones socioeconómicas que se han dado en la historia han sido transformaciones de tipo productivo y en directa relación con la tecnología de la que dependía la economía. En la actualidad va a haber una disociación entre sistemas de producción y nuestros objetivos vitales, se producirá un cambio. Ya se produjo con la revolución industrial, que es todo lo que tenemos en la actualidad. Sin embargo, no es más que un cambio de ajuste en el que todavía el hombre sigue siendo el mismo hombre que trabajaba en el campo en la Edad Media. Ahora tiene que ajustar sus posibilidades fisiológicas y psicológicas a su posibilidad de desarrollo técnico, que las ha superado en mucho. La mayoría de la gente no entiende no sólo las posibilidades revolucionarias de la técnica, sino sus posibilidades en general, como aplicación política y contra la política, especialmente.

¿Cómo podéis compaginar en vuestra teoría elementos tan dispares como la ciencia ficción y el progreso tecnológico? 

Placa Tumbler: Desde mi punto de vista eso no es contradictorio. Se complementan la una a la otra. La ciencia ficción aporta a la tecnología campos de investigación, nuevas visiones que la técnica no se para a estudiar.

Pero la ciencia ficción poetiza la visión del futuro… 

Bioback: Claro, habría que precisar lo que se entiende por ciencia ficción.

Placa Tumbler: Sí, exactamente.

Bioback: Siempre y cuando se poetice esa visión del futuro se está visionando el futuro, y de alguna forma se está informando respecto a las múltiples posibilidades que tiene el futuro. La ciencia ficción es una técnica informativa tal como puede serio el movimiento pop o el rock o la televisión, mediante la cual se pueden divulgar ampliamente sistemas de acción y de vida en el futuro. Nosotros, que estamos especulando con una posibilidad de futuro, compaginamos los campos de la ciencia ficción y la ciencia. De hecho a ciertos integrantes del movimiento tecno inglés, como Joy Division, se les llama rock de ciencia ficción.

¿Qué alteración psicosomática pensáis que va a suponer para el homo sapiens la mutación que esperáis que sufra? 

Bioback: Estamos preparando -desgraciadamente no está ahora nuestro elemento de asesoramiento científico CT A-I 02- proyectos de Cyborg, es decir, de organismo cibernético y orgánico que se puede desarrollar en muy breve espacio de tiempo, exclusivamente mediante electrodos que uno mismo se puede ajustar y quitar. De momento no va a llevar a una transformación absolutamente física de sustitución de brazos por palas mecánicas, aunque en el futuro se podría dar esa posibilidad. Existe incluso la posibilidad de transformarse en láser como almacén de energía, pero esa es una posibilidad a largo plazo que nosotros, como grupo de acción en el presente, no nos planteamos. Lo que estamos estudiando es la posibilidad de acoplamos mediante electrodos a una computadora de la cual podamos recibir información o a la cual podríamos pasar nuestro depósito de información. Se podría acoplar esa computadora a cualquier aparato, como PERCEPTRON, un aparato que permite la percepción, mediante computadoras conectadas con satélites equipados con rayos infrarrojos, de toda una serie .de cosas que nosotros no podemos percibir … Por supuesto el sistema de enseñanza quedaría radicalmente destruido porque una carrera pasaría a nuestro sistema, nuestro banco de memoria, prácticamente en una semana. También socialmente esto anularía todo tipo de diferencias entre la gente puesto que cualquiera tendría acceso a cualquier gama de aprendizaje y, prácticamente, te comerías el aprendizaje en una pastillita o en una tableta. Las posibilidades son prácticamente infinitas.

Entonces no se manifestaría ninguna actividad inconsciente.

Bioback: Este ser sería prácticamente igual que nosotros, sólo que aumentaría su capacidad sensorial e, infinitamente, su capacidad de memoria. Las transformaciones físicas son, de momento, más difíciles: no se podrá crear un superhombre de metal, pero ya se está experimentando en lo sensorial. Por ejemplo, se ha comprobado que hay un verdadero mutante, en China. Tiene visión de rayos X y lo utilizan para las operaciones, que las vaya viendo… Es el primer mutante reconocido.

¿Qué quiere decir que sustituís la moral por la estética informativa, una de las fases de vuestro “ESQUEMA TEÓRICO PARA UNA REVOLUCIÓN DINÁMICA”?

Bioback: Bueno, la moral, más que sustituirla la tenemos que destruir. Es una serie de lacras y taras sociales, al margen de cualquier programación genética propia de especie. Te enseña a respetar tal cosa, a ‘creer en Dios… Todo eso nosotros lo haríamos artístico y divertido, y todo en función de que cualquier cosa que se hiciese tuviese que resultar, además de útil a tu corporación, es decir, útil al cuerpo de seres con los que estás trabajando, que resultase informativo por cuanto intentases establecer una comunicación en el ámbito técnico o estético que fuera positiva para el desarrollo hacia el futuro de tu corporación y de la especie en general. Por ejemplo, si la religión te enseñaba en un determinado momento de la historia que los negros carecen de alma, tu estética informativa, tu previo programa científico te enseñaría que eso no es cierto y, además, tú eso lo divulgarías, destruyendo el anterior axioma religioso, diciendo que tanto los negros como los blancos pueden llegar a mutar bailando, bailando pop en una fábrica. El valor que nosotros buscamos es un valor colectivo, que está en contra de cualquier valor individual y la moral siempre es una cuestión individual y nosotros carecemos de responsabilidades individuales.

Placa Tumbler: Uno de los grandes fallos humanos es la individualidad, no tener una misión común. Hay que erradicar eso totalmente y luego ya vendrían otros caminos de purificación de la raza hasta llegar a un hombre sintético perfecto.

Bioback: No tenemos todavía totalmente claro si esa misión colectiva existe ya desde la raza humana actual. Nos inclinamos a creer que no. Creemos que es necesaria una previa mutación hacia algo fisiológica y psicológicamente mejor.

Cómo funciona una máquina? Mediante un esquema perfecto o deteriorándose? 

Bioback: Depende de la máquina.

Placa Tumbler: Hasta ahora una máquina siempre ha funcionado en base a unos esquemas. Pero cuando la máquina se aburra de su utilización y de la mala programación humana producirá una revolución propia. Entonces se impondrá la máquina, si el hombre no llega a identificarse con ella.

Bioback: Nuestros estudios robóticos se apoyan en los de von Newman y su escuela, que han llegado a realizar teorías de máquinas autorreproductores: máquinas que concibiesen otras máquinas y se fuesen perfeccionando.

Pierre Alain de Oliveira: Sí, ya se están Investigando en circuitos electrónicos autorreproductores y con base bioquímica.

Placa Tumbler: La ingeniería genética estudia la conexión entre seres humanos y máquinas. Por medio de la inyección de células de otros seres en el ser humano se producen cambios. Igual ahora, por medio de reacciones eléctricas se intenta influir en ese biorganismo y hacer un hombre mutado.

Bioback: Bueno, las máquinas tienen ya la inteligencia de un insecto. Se piensa que para el año 2000 alcanzarán la de un perro …

¿En el escenario qué sois, máquinas o imitaciones de máquinas?

Placa Tumbler: Somos obreros especializados.

Bioback: Realmente creo que no lo sabemos muy bien.

Placa Tumbler: Nuestras reacciones son completamente automáticas.

Bioback: Como máquinas. Se pierde bastante la relación con lo que se hace normalmente.

Placa Tumbler: Estas cumpliendo un trabajo y estás inmerso en tu trabajo. Y además te divierte tu música.

Bioback: Es un trabajo divertido. Debe ser la misma sensación que estar resolviendo problemas y ecuaciones y alcanzando resultados. No tenemos ningún sentido individual cuando estamos ahí. Nos sentimos bien.

¿Existe alguna diferencia entre músicos y obreros especializados?

Bioback: No. Nosotros no diferenciamos. Somos obreros especializados antes que músicos y antes que, por ejemplo, publicistas.

Placa Tumbler: Un Obrero Especializado es un trabajador especializado en la música, en la estética informativa en general. Es un obrero especializado en la transmisión de ideas.

F. Cicloide: La música es una faceta más del obrero especializado.

Placa Tumbler: Igual que pudiera serio el cine o el teatro.

Bioback: Y de hecho va a ser. Estamos filmando un corto que quizá sea nuestro lanzamiento más inmediato de cara a 1981.

Placa Tumbler: Nuestro programa lo incluye y esperamos cumplirlo.

Bioback: Está ya escrito e incluso se han pedido subvenciones a organismos de humanos que no saben lo que hacen, los pobres.

¿Y qué sería? ¿Algo psicodélico, con colores y así? 

Bioback: Sería un espectáculo, quizá entrase en el campo de la ciencia ficción. El resultado que perseguimos es hacer propaganda y que la gente se lo pase bien.

¿Cuál es vuestro espectador Ideal?

Bioback: El que esté abierto, el que sea un mutante. Que esté cambiando constantemente. Cambiando hacia mejor, por supuesto, porque a una personalidad depresiva lo que hay que hacer es ayudarla a destruirse rápidamente.

¿Qué margen de Improvisación os permitís en vuestros conciertos?

Bioback: Bastante poco. En general lo solemos programar todo. Pero ese programa lo elaboramos siempre antes, no es repetitivo, programa, programa …

Habláis de sexo placentario. ¿Os da todo lo mismo? 

Bioback: El sexo placentario es el sexo con el que se nace y la cuestión sexual es ya, y sobre todo será en el futuro, absolutamente volitiva. No creo que dependa del sexo placentario. Un robot o un cyborg podrían llegar a tener incluso varias clases de sexos. Sería una escala nueva. Ahí no hemos investigado todavía.

¿Debajo del mono lleváis algo de ropa? (El Aviador Dro y sus Obreros Especializados se medio desnudan)

Bioback: Casi nada.

¿Qué marca de monos usáis? 

Bioback: Son standard en general. Se pueden comprar en cualquier sitio. Menos estos que están hechos para nosotros. Son los más especiales que hemos tenido hasta ahora, pero en general no hay marcas … , cualquiera puede comprarlos en cualquier sitio … Si hubiese marcas haríamos propaganda

¿Cómo se formó Aviador Dro?

Placa Tumbler: Hay distintas teorías al respecto, pero la más aceptada es que fue instantáneo: cada uno en la fábrica química donde estaba trabajando, uno haciendo proyectos, otros trabajando con computadoras… Todos recibieron a la vez la misma influencia, influencia Dro se podría llamar, y al verse sintieron que estaban destinados a llevar a cabo la misma misión.

Bioback: Posiblemente hay unos que nacieron así, otros que se han ido haciendo más tarde. De todos modos, eso es un problema secundario totalmente.

Placa Tumbler: Bueno, yo antes trabajaba en esa fábrica química como diseñador holográfico. Por ejemplo, en el campo de las radiaciones, había pensado en un nuevo ciclotrón que en vez de ser circular fuera cuadrangular. Así los electrones, al chocar contra las paredes del ciclotrón, crearían mucha más energía que en el sistema circular. Todo esto lo tengo todavía entre manos. Es un proyecto.

Bioback: Yo creo que antes, en mi faceta de humano desorganizado, trabajaba con estructuras de escenografías teatrales o de espectáculo, una cosa misteriosa y, por lo visto, ya estaba realizando estudios científicos con computadoras … Creo que me llamaron de esa fábrica donde estaban trabajando P. Tumbler y Derflex. Aparecí por allí para reparar una de las computadoras deterioradas y me quedé allí. Todo fue increíble.

F. Cicloide: Yo fui uno de los últimos en incorporarme a la fábrica del Aviador Dro. Estaba recreándome ante una máquina de asteroides y vi reflejada su imagen en la pantalla. Me volví y los encontré. Me fui con ellos, me sentí identificado. Me abracé y seguimos juntos.

Bioback: Nuestro guitarrista ha sido realmente el último. Desconocemos prácticamente de dónde ha salido. De repente apareció por aquí un día, se puso a tocar y estaba clarísimo que pertenecía a nosotros. Todavía desconocemos su código, su vida, sus ratos libres. Le llamamos X.

Placa Tumbler: No sabemos cuántas dimensiones tiene. Creemos que tiene más de tres.

¿Hay algún cerebro en Aviador Dro? 

Placa Tumbler: Un cerebro con muchos cuerpos.

¿Y cuál es el proceso de composición de vuestras canciones?

Bioback: Es un proceso muy curioso. Nosotros pensamos que todos nuestros temas existen ya en forma de posibilidades matemáticas. No hay nada que no exista bajo una fórmula matemática, puesto que realmente la música como tal no es más que alteraciones de cálculos de probabilidades entre tonos, duración, tiempo… Hay veces que utilizamos computadoras para entresacar una de esas ecuaciones que esté conectada a algún tipo de reacción, de sensación humana o post-humana: realizamos una especie de operación matemática previa y si ese resultado nos satisface o nos interesa, sabemos que es ése el que buscamos. A diferencia de otros grupos que hacen una canción que quiera inspirar terror o una sensación parecida al amor -como las nuestras-, nosotros analizamos esto matemáticamente y se nos da matemáticamente, sin que pueda haber otro tema igual. No lo hacemos nosotros. Lo tomamos de lo que existe.

¿Qué problemas han provocado la escisión del antiguo Aviador Dro?

Bioback: Ni siquiera lo sabemos. Creemos que han dejado de existir.

Placa Tumbler: Nosotros sabemos que aquí había varios miembros del Aviador Oro y que se escindieron un día. Fueron a hacer otra misión que habíamos programado y no volvieron. Luego empezamos a hacer suposiciones. Investigando en nuestros datos de memoria, averiguamos que posiblemente pudieran ser imágenes holográficas que habían aparecido aquí con una misión desconocida. No sabíamos ya si fiamos de su trabajo anterior o no fiamos. A partir de la ausencia de estos Obreros Especializados hemos ido trabajando con algunos cambios.

Bioback: Otra posibilidad que barajamos es que fuésemos demasiados, porque hemos ido aumentando nuestro número y que El Aviador Oro, como entidad corporativa al margen de nuestras individualidades, programase una escisión. Ellos han formado un grupo que se llama Esplendor Geométrico, hacen música industrial y estéticamente no están al margen del tecno. Quizá con la escisión quiera aumentar su difusión. De todos modos, a nosotros no se nos ha informado concretamente al respecto. Estamos investigando.

¿Cómo va vuestro disco? 

Bioback: Estamos grabando un single con Movieplay, con un contrato bastante libre. Tenemos proyectos al margen, por ejemplo la posibilidad de distribuir a sellos independientes de Estados Unidos y de Inglaterra: existe una organización, Recommended Records, en toda Europa, que selecciona discos de vanguardia y los distribuye, dado que el principal defecto de los sellos independientes es la distribución. Una vez que tuviésemos distribuidos estos discos, existe la posibilidad de crear nosotros un sello en el que grabasen grupos españoles y pasasen al extranjero. Pero preferimos hacerlo seriamente, y nos estamos tomando un tiempo que consideramos aconsejable para realizar una cosa concreta y que no se vaya al agua inmediatamente. Demasiada gente va a estar en contra de este proceso. Tenemos toda la ambición empresarial del mundo… Crear una institución del Aviador Dro benéfica para maquinitas huérfanas.

¿Cuáles son vuestros grupos favoritos? 

Placa Tumbler: Residents es fundamental.

Derfex: Cabaret Voltaire.

F. Cicloide: Joy Division.

Bioback: Kraftwerk.

Placa Tumbler: Throbbing Cristle, el tecno-punk: son terroristas genéticos, practican una estética salvaje.

Derfex: Silicone Teens.

Bioback: Pere Ubu.

Placa Tumbler: A todo esto me viene a la cabeza Pop Group.

Derfex: Human League.

F. Cicloide: Yellow Magic Orchestra, Contorsions, Snakefinger -colaborador de los Residents.

¿Cuáles han sido las experiencias más apasionantes del tecno-pop en el mundo? 

Placa Tumbler: Posiblemente sean las de los Residents.

Bioback: Son las más famosas, y ellos son los primeros en estar encuadrados en una forma de rock que se llamaba “weird rock”, una forma de rock raro que era todo lo contrario al “cool”, que es la ola fría del tecno. Devo, por ejemplo, ha cogido muchísimo de lo que hicieron los Residents, más comercial que ellos. Residents han sentado las bases de toda la imagen y, como movimiento de ruptura, son los que tienen el sonido más completo, más organizado y quizá las ideas más brillantes.

Placa Tumbler: A veces salen momificados, envueltos en cables, en plásticos, cosas negras, así.

Bioback: Actúan poco y suelen hacer videos, que es, posiblemente, lo que la ola tecno renueva más totalmente. Los grupos tecno organizan muy bien todo esto. Kraftwerk tiene su propia fábrica de videos. También Devo, lo mejor que tienen son sus videos. Los de Residents son increíbles. Los Throbbing Gristle realizaban exposiciones en Inglaterra, cuando los Sex Pistols. Se las prohibían, eran un escándalo, sus videos son salvajes. Pop Group, por ejemplo, es un grupo a favor del terrorismo organizado y cosas así. Aportaciones, por lo tanto, muchas, y escándalos, también.

¿Y vosotros pensáis hacer video?

Bioback: Video no, por la escasa difusión que tendría en la televisión española. Pero cortos sí, ya lo estamos haciendo y pensamos que tendrá más posibilidades de difusión. Es un corto en 8 Mm., luego pasaremos a 16. Pero ahí si estamos experimentando mucho.

¿Qué músicos os pueden interesar que hayan desarrollado formas de música tecno sin haber participado en ninguna de sus formas concretas? 

Placa Tumbler: Los futuristas,

Bioback: Algo que quizá no se sepa es que el nombre del Aviador Oro lo escogió la entidad de una ópera futurista, de Francesco Balilla Pratella, estrenada en 1921. Sí, nos interesan los futuristas, Russolo, y músicos de vanguardia, Luigi Nono, Alban Berg, muchos. Pero siempre nos interesan más los grupos organizados. Los otros nos interesan como experiencia: por ejemplo, las de Pierre Henry son cuestiones que nosotros recogemos y canalizamos en algo bastante más concreto.

Y, por ejemplo, grupos absolutamente descentrados de esta línea, como Blondie, Donna Summer…

Bioback: Hay cosas de las que hacen que nos divierten y pienso que por lo menos hay ciertos esquemas estéticos que corresponden a música disco del futuro. No es una cosa completamente folklórica, como hacen otros locos.

¿El tecnopop es el resultado de la adecuación de lo musical a los aparatos que lo producen? Es decir, ¿la sistematización de la relación entre la música y el aparato?

Bioback: Sí, esa sería la última pretensión del tecno, y se trabaja sobre estas bases: el estudio del aparato y no sólo del aparato, sino del contexto: la técnica que hay dentro del aparato, de las posibilidades de desarrollo posteriores de ese aparato, de ensamblaje con el músico y con otros aparatos. De hecho tenemos un tema creado solamente por nuestros instrumentos. Se llama Después del holocausto.

¿La simplificación de los ritmos y de los mensajes -en el slogan- supone el intento de equiparación de vuestra música al lenguaje tecnológico, que es un lenguaje simplificado, sin connotaciones?

Bioback: Es un proceso minimalista.

Placa Tumbler: Se trata de evitar la retórica y cualquier forma de información que haga procesos mentales complicados. Se trata de un lenguaje directo, que cumple una función efectiva al cien por cien. Ser lo más fidedigno posible, lo más exacto.

Bioback: Lo más concreto. Corresponde a estudios de publicidad, y por eso la estética es una estética de maquinaria publicitaria, para llamar la atención lo más posible.

¿Estáis alejados de la nueva ola en la medida que sois tecno o todo el contrario?

Bioback: La nueva ola se ha ido alejando un poco de nosotros porque nosotros estábamos conectados con movimientos, no como la nueva ola, sino de ruptura, como podría ser el punk, que era mucho más renovador desde un punto de vista estético e incluso ideológico. La nueva ola está derivando hacia un pop, un beat prácticamente, como Nacha Pop, Mamá y cosas así. Si estamos cerca de la nueva ola es sin contarlos a ellos, por supuesto. Ellos están haciendo música de los sesenta para los sesenta. Nosotros estamos mucho más cerca de la nueva ola.

¿Qué hacéis para divertiros?

Bioback: Todo eso que hay ahí son juegos de ciencia ficción, de construcción del mundo después del ataque nuclear. Nos pasamos horas aquí.

Placa Tumbler: Jugando a cosas divertidas.

Bioback: Por cierto hay una película completamente tecno que están pasando ahora mismo. Es Mi tío de América, de Alan Resnais, la primera película con una estética absolutamente tecnológica. Apreciamos mucho a Henri Laborit. Es verdaderamente increíble, pura estética informativa.

¿Una máquina descompuesta es una imagen pornográfica?

Bioback: Es una imagen triste. A nosotros nos produce un sentimiento parecido a la pena. La repararíamos de inmediato, incluso la mejoraríamos.

0Te gusta
JOSÉ MARÍA MARCO

ut Sed Praesent Curabitur elit. mi, et, dolor