¡Suscríbete y recibirás nuestra Newsletter: 'Los viernes de Marco'!
 

Entrevista con Zombies

Dezine nº 3, julio-agosto 1980

Enrique Andrés / José María Marco / Fotos de Pierre Alain de Oliveira

 

Zombies se ha colocado limpiamente en primera fila entre los grupos musicales madrileños. Con sólo tres actuaciones en vivo en lo que va de año, acaba de sacar un single con dos canciones: Groenlandia y La venganza de Chutlhu, que corrobora la exigencia de calidad de que han hecho gala en sus conciertos. Zombies, que a pesar de todo ello es uno de los grupos decanos de la nueva ola de Madrid, está compuesto por Bernardo Bonezzi (16 años, compositor, guitarra y solista), Tesa (20 años, coros), Miguel (22 años, caja de ritmos). Alex (18 años, guitarra) y Máximo (17 años, bajo), que no  pudo acudir a la entrevista. Hasta hace poco tiempo,  Zombies contaba con un miembro más, Edurne, y su nombre era Zombies y Zumbettes.

 

Pregunta: ¿Por qué sois tan guapos? ¿Es casualidad? ¿Es algo intencionado? 

Miguel: Es una casualidad.

Bernardo: Es una casualidad, pero es más divertido.

Miguel: Claro.

Tesa: Es una casualidad, sí.

Alex: Es una casualidad intencionada. Pero, ¿qué entiendes por intencionado?

-Puede ser una estrategia porque la belleza no algo natural. 

Tesa.: Es el mutuo contacto con nuestra música y con nosotros. Nosotros no somos guapos. No hay ninguna belleza que no sea artificial.

-¿Cómo apareció Zombies? 

Bernardo: Zombies se formó en la primavera de 1978, con una formación totalmente distinta. Fuimos dando conciertos, actuando, ensayando, pero había problemas internos, el grupo se separó mil veces, se volvió a formar mil veces pero siempre por falta de profesionalidad de los otros miembros cuando había que planteárselo ya a nivel profesional. Hasta que en septiembre del 79 el grupo se volvió a crear con la formación actual. Nos presentamos en El Sol y tuvimos varios contactos con compañías discográficas hasta que por fin nos quedamos con la RCA y grabamos este single.

-En El Sol actuaba todavía Edurne?

Edurne: Yo actué sólo en el primer concierto.

-¿Habéis llegado a la formación ideal? 

Alex: Sí, sí, sí. Yo creo que ya no necesitamos más zombies.

Miguel: En principio somos cinco, pero con el single ha habido una especie de problema de promoción y entonces somos cuatro. Pero en realidad son cinco.

-¿Qué problema de promoción?

Miguel: Pues porque Máximo estaba malo y no pudo salir en la fotografía.

Bernardo: Bueno, es que no estaba muy claro y entonces preferimos hacerlo así. Luego ya el chico, que decidiera si se quedaba o no porque había que ponerse a ensayar.

-Vuestro último concierto nos ha encantado y por lo visto le ha encantado a todo el mundo. El tema Aloha, ¿Cómo se os ocurrió? ¿De quién es la idea? 

Tesa: De Bernardo.

Bernardo: Quería hacer una canción que fuese lo que es Aloha, más o menos. En realidad se llama Atardecer en el Pacifico. Es eso, reflejar un poco el clímax del atardecer, tirado en una playa. Se trataba de reflejar ese clímax en música. Esa es la idea.

Alex: Yo creo que es la canción que menos ha evolucionado de todas las que tenemos. Nació con esa idea.

Tesa: Ha evolucionado. En la parte del estribillo ha evolucionado.

Alex: Yo creo que la idea sigue siendo la misma. Ha variado en algunas cosas…

Miguel.: Las canciones se perfeccionan, pero no evolucionan.

Bernardo: Las canciones se perfeccionan.

Alex: Se perfeccionan, pero esta canción no ha evolucionado. En Cleopatra, por ejemplo, hemos cambiado la forma de llevar el tiempo, la idea en general… suena muy distinto, ¿no?

Tesa: Que no, que no. Aloha ha pasado por muchos cambios. La parte del estribillo no tiene nada que ver con la de ahora. Antes era deee-deee y ahora es deeea-deeea.

Bernardo: Se paraba en las palabras.

Tesa: Se paraba, no se paraba y entraba la caja y no entraba.

-¿Desde que empiezas a componer hasta el final hay muchos cambios? 

Miguel: El concepto no. Lo que pasa es que te das cuenta que a lo mejor el tiempo no es el necesario. La canción la machacamos.

Tesa: La idea queda en el acto. Lo que varía luego es la forma de llevarla.

-Bernardo, ¿cómo compones?, ¿con acordes uno tras otro o ves la canción como algo total?

Bernardo: Cuando compongo una canción hago, en su gran mayoría, una canción ya acabada, tal como sale en disco. Aunque luego eso no lo podamos hacer en directo por falta de medios y todo eso. Aquí un sintetizador, aquí una campanita que haga tin…. Luego la arreglamos un poco entre todos.

Miguel: Entre todos, sí.

-Tú, Tesa, ¿te inventas tus intervenciones?

Tesa: Yo hago los coros. Me dice Bernardo, haz esto, y yo hago esto. ¿Te refieres a esto?

-Sí, al juego de voces que lleváis.

Tesa: A veces, de repente, mientras están ensayando ellos yo canto, y a Bernardo le gusta y dice: “Ah, pues haz esto, que me gusta”. Y entonces, si a él le gusta, a mí también.

Miguel: En un concierto los juegos de voces no están improvisados.

Tesa: Bueno, La venganza de Chutlhu es improvisada, cada vez sale de una manera y allí cada uno hace lo que quiere. No seguimos ningún…

Bernardo: Es nuestro estado de ánimo, igual que el solo, como la mayoría de los solos que hago, es el azar. En algunas piezas dejamos mucho margen al azar.

Tesa: Podemos acabar juntos, podemos acabar separados. Depende.

-¿Y por qué la sustitución de la batería por la caja de ritmos? ¿Qué es lo nuevo? 

Tesa: Para eso están las cajas, ¿no?

Bernardo: Es lo más adecuado para la música que queremos hacer ahora mismo.

Miguel: La música se hace contando con que hay una caja de ritmos por medio. Se hace para una caja de ritmos. Con una batería la música que hacemos no quedaría tan bien, quedaría un poco sosa.

Tesa: No, yo creo que la refuerza pero de otra manera, muy diferente a la caja.

Bernardo: Es que una batería no te puede hacer veinte ritmos a la vez, y si uno toca la batería no puede haber maracas ni bongos ni otro tipo de percusión.

Alex: Hay muchas canciones que con batería no tienen nada que ver.

Tesa y Bernardo.: Nada.

Alex: Aparte que la batería plantea más dificultades para el directo, por mucho que digan, sobre todo en problemas de volumen. Hay grupos en los que por culpa de la batería se arma un bollo increíble. Sin embargo, la caja te da facilidades, sobre todo en sonido, la puedes llevar muy bien. La puedes controlar tú. La batería te suena a marcha y destroza un concierto.

Tesa: Pero la caja es peligrosa.

Alex: Sí, también tiene sus desventajas. La caja es una máquina y tú no puedes pararla y decir no.

Bernardo: Es perfecta, es perfecta.

Alex: La caja lleva una serie de tiempos, uno dos, uno dos. Entonces si una canción tiene que empezar en el uno y empieza en el dos pues entonces…

Tesa: …adiós.

Alex: En Groenlandia, durante el último concierto cayó en el punto mal y…

Bernardo: ¡Qué va! ¡Groenlandia cayó bien! ¡Si empezamos con la caja!

Alex: En la segunda actuación cayó mal y entonces esperamos un momento y entramos todos al tiempo.

Bernardo: ¡Entra la caja!, ¡entra la caja!

Alex: Pero normalmente tiene que entrar pun-ta, pun-ta, y empezar…

Antes hablábamos que nos encantaba Aloha. También encontramos maravillosa Cleopatra y sus esclavas. Creemos que guardan la misma relación que las dos caras del single que habéis sacado. ¿Es así?

Bernardo: Bueno, no hay dos tipos sino…

Miguel: …tres…

Tesa: …cuatro…

-No, no, nos referimos a dos tipos de canciones: una con una letra larga y narrativa y otra que no tiene letra como Chutlhu o Aloha, que sólo tiene una palabra. 

Bernardo: Sí, eso depende de la intención de la canción. Depende sobre todo de eso.  Lo último que estoy escribiendo son letras poco dadá, escogiendo palabras y frases al azar. Cleopatra era toda una intención, era la letra más adecuada para la música y era lo quería expresar con esa canción. Aloha igual. Chutlhu, al principio, son conversaciones entre los que… bueno, supongo que sabrás la historia…

-Sí… 

Bernardo: Sí, es su venganza que de repente surge de los mares. La primera parte son conversaciones telefónicas entre personas que se están contando que ya ha resurgido Chutlhu y la segunda parte ya son como gritos de ¡Ahhhhhh!, ¡Viene Chutlhu arrasando’

-Bueno, en realidad creemos que la narración exhaustiva de vuestras letras, que se llega a desfasar de la música, con acentos que se desmarcan… 

Tesa: eso ocurre bastante.

-…corresponde al deseo de crear un mismo tipo de atmósfera que la que crean las canciones sin letra. 

Bernardo: Sí, esa es la intención de nuestra música en general: crear unas atmósferas y unos climas por medio de la música y por eso también corresponden las letras. La letra de Cleopatra sería imposible con la música de Chutlhu y viceversa. Todo está muy relacionado.

-Vuestros temas no difieren demasiado de temas clásicos del pop madrileño: amor p viajes espaciales… Pero introducís siempre un signo de arbitrariedad. Bernardo, dijiste en la radio que Groenlandia corresponde a un motivo personal, pero que cada cual debe interpretar Groenlandia como quiera. Nosotros creemos que esa es vuestra originalidad. ¿Vosotros lo creéis también?

Bernardo: Yo es lo que trabajo normalmente al escribir la letra. Todas tienen su historia pero hay muy pocas que sean realmente narrativas. En general, y sobre todo lo último, es todo como flashes, cuentan historias laberínticas…

Tesa: Son para ti, para ti, para todos.

Bernardo: Su verdadero significado lo tengo bien claro. Sin embargo, las dejo para que el lico las interprete de la forma que le interese.

Nos fascinó desde el primer momento la aparición de países que salen porque si. Se nota que hay una necesidad pero no se sabe cuál es. 

Bernardo: Groenlandia y Tíbet y Perú y Japón y la isla de Pascua tiene su porqué. Podría ser quier otro país pero de hecho son esos.

-Bernardo, sabemos que estás interesados en la música cinematográfica. ¿Estáis todos interesados en esto? 

Miguel: Sí, yo también.

Bernardo: Es lo que más ganas de hacer tengo ahora mismo, paralelamente a lo del grupo. De hecho tengo compuesta la música para la banda sonora de una película de terror, que es algo que me interesa muchísimo.

Tesa: Me encanta la música de cine.

Miguel: A mí me interesa más el ambiente de la música, los ruidos de la película…

Bernardo: Sí, sobre todo eso, no banda sonora de canciones como en una revista musical, eso para nada. Música de fondo, en una escena, mientras los protagonistas o alguien está hablando.

-Entonces eso es lo que ya hay de cinematográfico en vuestra música. 

Alex: De hecho, nuestra música tiene mucho de cinematográfico. Intenta representar imágenes. Cada uno tiene su imagen, pero al escuchar la música la ves. Para mí tiene muchísimo de cinematográfico.

Tesa: También se puede escenificar.

-¿Os interesa, como grupo, trabajar en música cinematográfica que no esté ligada a una película especial, al estilo de Music for films de Eno, u os interesa más hacer la banda sonora de una película? 

Bernardo: Nos interesa lo que ya es nuestra música, que es cinematográfica, por llamarla de alguna manera. Pero a nivel personal tengo muchísimas ganas y si me dedicara a ello sería algo que no tendría nada que ver con el grupo.

Miguel: Sí claro, una cosa más personal.

-¿Va a influir esto en la evolución del grupo?

Tesa: Sí, tendrá que ver, ¿no?

Miguel: Sí, a lo mejor sí.

Alex: Si algún productor viniera a ofrecernos hacer una banda sonora…

Tesa: Sería un trabajo de grupo o una idea personal de Bernardo o de cada uno. Hasta que llegue no se sabe.

-¿Pensáis que en el futuro la música pop se va a mantener en los términos actuales o va a tender hacia lo ambiental, a cumplir una funcionalidad práctica precisa? 

Tesa: Los demás grupos de pop no tengo ni idea. Nosotros desde luego evolucionaremos hacia algo, porque estancarnos, lo dudo. Pero depende de muchas cosas.

Alex: No es fácil hablar hoy en día de lo que va a ser la música del futuro.

-Nos referimos a si estáis viendo algún tipo de evolución de la música, en el sentido que dijimos antes. 

Tesa: En esta ciudad lo veo todo muy igual.

-Parece que vosotros vais hacia adelante, hacia la creación de una música ambiental. Los demás grupos no parecen tener este interés. Simplemente componen canciones.

Tesa: Es que nuestras canciones tienen muchas vertientes. En los demás oyes las canciones, te gustan…

Bernardo: …y ya está.

Tesa: Y ahí se quedan.

Bernardo: Las canciones son también, un poco, un estado de ánimo determinado.

-¿Y cómo concebís la música cinematográfica? ¿Como una melodía y variaciones a partir de ella, o como la creación de atmósferas sucesivas? Nino Rota, en las películas de Fellini, y esto también ocurre en La guerra de las galaxias y en Superman, escribe un tema y lo desarrolla según las escenas. 

Bernardo: Sí, como en Los ángeles de Charlie: se oye siempre la misma melodía con mil variaciones, un poco más lentas, un poco más rápidas. No, no, no; eso no nos interesa para nada.

Tesa: Tiene que ser más minucioso.

Bernardo: Como partes distintas en cada momento.

Miguel: Bueno, pero una película puede también requerir una canción melódica.

-Hemos visto tu reciente aparición en Arrebato. ¿Tienes interés por actuar o es puramente anecdótica? 

Bernardo: ¿Tú me has visto? Es que yo no me he visto.

-Sí, claro, te vi al lado de la tarta.

Alex: ¿Estabas al lado de una tarta?

Tesa: Es que creo que Olvido [Gara Jova, Alaska] se llevó un plano con la tarta.

Bernardo: Sé que me invitaron a la fiesta y fui. Pero de todas formas, me podría fascinar hacer cine. Lo que mejor hago son, sobre todo, papeles dramáticos.

-¿Has hecho ya algo? 

Bernardo: No, no he hecho nada.

-¿Y alguno de vosotros ha actuado?

Tesa: Sí, hemos actuado.

-¿Te sientes identificado con el ambiente de Arrebato, con la película misma o con algo por el estilo? 

Bernardo: ¿Cómo te lo podría explicar? Lo que ocurre con el cine en esa película es algo que a mí me ocurre muchas veces con la música.

-¿No estarás jugando con las drogas duras? 

Bernardo: No, no, para nada… Te quiero decir…

Miguel: ¿Que te come la máquina, que te come el cine?

Bernardo: No, pero me gustó la idea de la vampirización de la cámara.

-¿De qué vivís? ¿Trabajáis? 

Tesa: Yo vivo con mis padres.

Alex: A estos años, empezar a plantearse la forma de ganarse la vida sería espantoso.

Tesa: Yo espero vivir de la música.

Bernardo: Y yo.

-¿De la escenificación? 

Tesa: Sí, de la escenificación. Miles de escenificaciones, música, cine… Es lo que más me gusta, desde luego. Si puedo…

-¿Salís mucho por la noche? 

Bernardo: No, no. Depende de cómo esté la noche.

Miguel: Yo por etapas.

Tesa: Yo también, por etapas.

Miguel: A mí me lo pide el cuerpo: yo sé cuándo tengo que salir y por qué tengo que salir.

-¿Y la noche de Madrid? 

Bernardo: No comment.

Tesa: Depende de cómo vayas. Ya sabes lo que te espera. Si fuera una ciudad muy grande nunca lo sabrías.

Miguel: Eso depende un poco de tu estado de ánimo, porque te puedes divertir o te puedes aburrir en Nueva York.

-Pero el estado de ánimo es menos determinante en Nueva York que en Madrid. 

Miguel: Sí, pero en Madrid te puedes divertir. Aunque no tengas miles de cosas que hacer.

Tesa: También te puedes divertir sin tener que salir, ¡yo qué sé!

-¿Vuestros amigos son músicos o no tienen nada que ver con el panorama pop? 

Tesa: Sí, algunos son músicos y otros no.

Miguel: Casi todos mis amigos han sido pintores. Desde hace dos años, en cambio, he conocido a un mogollón de músicos.

-¿Os gastáis mucho dinero en ropa? 

Tesa: En cuanto tengo algo me lo gasto casi siempre en ropa.

Bernardo: Yo igual.

Tesa: En zapatos es lo que más se gasta. Es increíble. Yo es que no gano para zapatos.

-Los que llevas son preciosos. 

Miguel: Verás, yo mucho dinero no me gasto porque no lo tengo. 75 pesetas todos los días.

Bernardo: La calidad de la ropa es tan mala…

Tesa: Se te destiñe toda.

Bernardo: Se destiñe, se te rompe, se descose.

-Pero por lo menos es más bonita que la de antes o, por lo menos, hay más margen de elección.

Bernardo: Depende de hace cuánto.

Tesa: En Sepu había un niki realmente divino. ¡Te acuerdas, Bernardo?

Bernardo: Sobre todo las telas, el material, es de mucha peor calidad, es mucho peor todo.

-Tanto dentro como fuera del escenario exhibís un look muy parecido, casi idéntico. Es una estrategia en favor del aspecto musical o una manera de divertiros? 

Bernardo: Es tal como somos.

Miguel: ¿El look, dices? También es porque somos amigos y porque vivimos en la misma época. De la misma manera que tenemos unos gustos muy parecidos, tenemos un look muy parecido. De todas formas somos muy diferentes unos de otros. Muchísimo.

-En cuanto a la escenificación, ¿os interesa acentuar en el escenario lo que de espectáculo tiene vuestro trabajo? 

Tesa: A mí me encantaría. En Cleopatra me encantaría hacerlo. La muerte, la serpiente, todo allí en el escenario…

Bernardo: Claro, sobre todo trabajar con luces, con diapositivas, sacar ballets, decorados…

Miguel: …rayos láser…

Bernardo: Eso llegará.

Tesa: Animales, a mí me gustan muchos animales en el escenario…

Bernardo: …animales y plantas…

Miguel: A mí que me suban por los aires: un trapecio que me suba…

Tesa: El trapecio también.

-Si, los Plasmatic se dedican a romper coches en el escenario. Es un gran espectáculo de destrozo. 

Tesa: No, a nosotros eso no nos va.

-No, no, a lo que nos referimos es al derroche de medios. 

Miguel: Claro, es que a la música en vivo tienes que darle un espectáculo.

Alex: Pero todo eso es para sitios enormes y contando con grandes medios. Nosotros estamos en Madrid.

Miguel: Cuando hay medios hay todo.

-Tesa, tú en cambio das una imagen diferente en el escenario y fuera de él. En el escenario bailas, saltas, es muy divertido. Fuera de él, sin que deje de ser divertido, tu comportamiento es sobrio, incluso distante.

Tesa: No, eso es hasta que cojo confianza. De todos modos en el escenario estoy actuando para alguien y los días normales actúo para mí. Es muy diferente. Pero bailar, por ejemplo, bailo muchísimo.

-¿Os esforzáis en ser simpáticos? 

Miguel: Yo, muchísimo. Hay muchos días que me salen las cosas mal y a pesar de eso lo intento. Pero hay otros días en que a pesar de que lo intento, no puedo. Sí, hay veces que me tengo que esforzar.

-¿Qué es la profesionalidad para vosotros?

Alex: Lo que estamos haciendo ahora, todos.

Miguel: Hacer un trabajo que te dé un rendimiento…

Tesa: Y estar a gusto haciéndolo la mayor parte del tiempo.

Alex: Yo desde luego no estoy en el grupo por hobby. Tengo la certeza de hacer el trabajo que más me gusta.

-Bernardo, tienes una voz increíble. ¿Es efecto exclusivo de tu juventud o te merece un cuidado especial? 

Bernardo: Ahora la cuido, la estoy trabajando un poco, sobre todo a la hora de componer sé hasta dónde llego y hasta dónde no llego y nunca voy más allá. Luego yo por mi cuenta, en casa, intento llegar a más. Conozco mis capacidades y es lo que me limito a hacer.

-¿Por qué han estado tan espaciadas vuestras apariciones en público? 

Bernardo: Es lo que hablábamos antes de la profesionalidad. Cuando damos un concierto, queremos que suene perfectamente, que esté todo perfectamente organizado y que no haya ningún tipo de problema, y como aquí en España hay una organización tan pésima, unos equipos tan pésimos y todo suena tan mal, preferimos no actuar, y cuando lo hacemos que salga bien.

Tesa: Un par de actuaciones que íbamos a hacer no pudieron ser por coincidencias: se cerraron los sitios justamente cuando íbamos a actuar.

Miguel: Desde nuestra formación hasta ahora han pasado seis meses. Hemos hecho dos actuaciones y una más, es decir, sólo tres.

-Aparte de la exigencia de calidad, espaciar los conciertos así, ¿no es una estrategia de cara al público? 

Miguel: Si no hay medios para actuar no se actúa. Si no podemos llegar a crear lo que queremos tal como lo estamos viendo, por qué lo vamos a dar a nadie.

Bernardo: Nuestra música está muy trabajada; requiere unos medios mínimos indispensables para que pueda llegar al público.

-Y entre tanto, ¿qué habéis hecho? 

Miguel: Ahora estamos liadísimos…

Tesa: …ensayando…

Bernardo: …trabajando, componiendo, grabando el disco. Ahora mismo estamos de promoción con él.

Miguel: En la radio todo el día.

-¿Cómo es posible que con tan pocas apariciones estéis situados como uno de los grupos más importantes de Madrid? 

Bernardo: Bueno, fuimos un poco Zombies, sobre todo. Unos pioneros. Ahora salen miles de gentes, miles de grupos, cada día salen diez grupos, vamos, miles, hay muchísimo más público. Cuando Zombies empezaba era con Kaka de Luxe. Lo único que había era un círculo cerrado de público que no llegaba, creo, a las cien personas, las mismas siempre.

-¿Quién os produce el disco? 

Miguel: Honorio Herrero.

-¿Estáis contentos con el resultado?

Tesa: Podía haber quedado mucho mejor, pero me gusta mucho.

Alex: Lo bueno es que tiene nuestro sonido, no es como ha hecho Radio Futura. Sí, no tiene nada que ver.

-¿Habéis trabajado con libertad?

Alex: Sí, ha sido una producción Honorio Herrero-Zombies, sobre todo Zombies.

Bernardo: Todos los arreglos los hemos hecho nosotros. Hemos estado delante de la mesa: “esto está muy alto, esto está muy bajo, esto más agudo, esto más grave”…

-¿Han intervenido más músicos en la grabación? 

Miguel: No. Bueno, Honorio tocó algo.

Alex: Unos timbales, pero eso lo podría haber tocado cualquiera.

Miguel: También están los pasos, que no se oyen muy bien. Para esto entraron hasta ingenieros de grabación y grabaron pasos, voces, empezamos a tirar cosas por el estudio…

Bernardo: Está tan bajísimo que apenas se oye. Os podéis fijar, es en las segundas voces: pasos, murmullos, como cosas que se tiran, así.

Miguel: Puertas que se abren.

Tesa: Al principio es una cascada hasta que empieza a oír bien.

-¿Qué proyectos tenéis para el LP?

Bernardo: Vamos a empezar a hacerlo a mediados de julio.

-¿Vais a contar con la misma libertad?

Miguel: Con la misma libertad y un poco más conocimientos.

Tesa: Lo único es que una vez que estás en una casa tienes que darte cuenta que tienes que hacer algo un poco comercial. Es lo único. Por otra parte, ya lo teníamos pensado.

-¿Pensáis vuestra música en términos comerciales? 

Tesa: Puedes hacer algo comercial, pero con un nivel de elaboración muy alto.

Alex: La música comercial suele estar caracterizada por melodías sencillas y bonitas. A mí encanta la música bonita.

Tesa: Bueno, lo que yo creo es que algo que ahora no es comercial puede llegar a serlo. Aquí, en este país, no lo será hasta dentro de miles de años. Como lo sabemos no nos queda más remedio que ceñimos a otras ideas. Vamos pensando en una canción de la que estamos seguros que se va a vender y que nos guste a todos. Lo que no podemos hacer es una cosa con el único fin de venderla.

-¿Dirigís vosotros la campaña de promoción?

Tesa: Corre a cargo del director de promoción. Él sabe lo que tiene que hacer.

Bernardo: Pero se limita a decimos: “Tenéis unas entrevistas en radio aquí, en radio allí, en radio tal…”

-¿Y en cuanto a actuaciones? 

Tesa: Podemos actuar fuera de la casa siempre que aparezca RCA en los carteles de promoción. En los conciertos que nos organiza todo corre a su cargo, desde el equipo hasta si necesitamos dinero para ropa.

Miguel: Nuestro contrato establece que todas las decisiones referentes al grupo se toman de mutuo acuerdo.

Tesa: Por ejemplo, la portada la hemos hecho enteramente nosotros, la hemos presentado, les ha gustado y ya está.

Bernardo: En cuanto al disco, les dimos el producto totalmente acabado, igual que la selección de canciones: “Esto es la cara A, esto es la a B y esto es la portada”.

Alex: A ellos les gusta todo lo que hacemos.

Bernardo, ¿cuándo compones piensas en un tipo de público en especial? 

Bernardo: Jamás. Una canción es algo que me surge porque, como el público es tan variado y tan distinto, haces una cosa para un determinado público y no le gusta al otro, se lo haces al otro y no le gusta al otro… Es un poco así, tal como es, y si le gusta bien, y si no, pues nada.

-¿Os produce miedo el subdesarrollo? 

Miguel: A mí muchísimo.

Tesa: Si tiene que ver con la incomodidad, sí.

Miguel: Pero me gusta. Es tan barato todo, y te puedes comprar hasta personas.

Alex: Mucho miedo no produce, si no estarías asustado todo el día. Yo creo que hasta que no conozca lo que es el desarrollo no puedo tenerle miedo al subdesarrollo. Quizás pueda tenerle miedo al desarrollo.

Bernardo: Vaya.

Tesa: Discrepancias.

0Te gusta
JOSÉ MARÍA MARCO

elit. ipsum nunc dapibus ultricies id, suscipit commodo efficitur. tristique