¡Suscríbete y recibirás nuestra Newsletter: 'Los viernes de Marco'!
 

Entrevista con Vladimir Putin – Le Figaro / La Razón

Por Alexis Brézet/ Renaud Girard.  Le Figaro / La Razón

El «zar» ruso pisó Versalles esta semana. Era su primer encuentro con el nuevo presidente francés, Emmanuel Macron, después del gran desplante de su antecesor, François Hollande, que se negó a recibirle el año pasado como represalia por los bombardeos rusos contra la ciudad siria de Alepo. Vladimir Putin acudió a la cita en un momento clave: Occidente sabe que es necesario acercar posiciones con él para la solución de varios conflictos abiertos en el mundo, pero no puede aceptar su política exterior y sus desmanes, «hackeos» incluidos. Sobre todo ello habló en esta entrevista concedida al diario francés Le Figaro.

Usted acudió a París para inaugurar una exposición conmemorativa de los 300 años de relaciones entre Francia y Rusia. Desde 1717, los vínculos franco-rusos han tenido altos y bajos. ¿Dónde se encuentran hoy?

El presidente Macron me invitó a inaugurar una exposición que conmemora el aniversario, pero tenga en cuenta que las relaciones entre Rusia y Francia son mucho más antiguas. Tienen raíces aún más profundas. Es cierto que nuestras relaciones han sido particularmente exitosas en los últimos tres siglos. Espero que las entrevistas que mantuve con el presidente Macron les den un nuevo impulso.

¿Qué representa para usted la figura de Pedro el Grande, que llegó a Versalles en 1717 y pasó varios meses en Francia?

Le dije a mi homólogo francés: Pedro I, Pedro el Grande, es sobre todo el zar reformador. Es la persona que trajo a Rusia lo que era mejor y más innovador en el mundo de su tiempo. Siempre luchó para que Rusia tuviera un lugar digno en los asuntos internacionales. Quiso dejar un imperio más moderno y orientado hacia el futuro y lo consiguió. Era un hombre de cultura universal. Estaba interesado en la ciencia, en el ámbito militar, en la construcción naval. Dejó tras de sí un legado extraordinario del que Rusia todavía goza hoy en día.

¿Cómo fue este primer encuentro con Emmanuel Macron? ¿Ha ido más allá de la desconfianza mutua?

En cualquier reunión de este nivel, sobre todo si es la primera, siempre tenemos expectativas. Si no hubiera ninguna, la misma celebración de una reunión no tendría sentido. Hubo, por supuesto, expectativas y esperanzas, y los dos repasamos las posiciones del presidente francés, los asuntos internacionales y el desarrollo de nuestras relaciones bilaterales. Les puedo decir que el nuevo presidente de la República francesa tiene su propia visión en el campo internacional. En general, ésta es una visión muy pragmática. Y lo cierto es que tenemos puntos de convergencia que nos permiten trabajar juntos.

La aplicación de los acuerdos de Minsk en Ucrania parece estar bloqueada. ¿Ha avanzado con el presidente Macron en el camino hacia una resolución del conflicto?

El progreso en la resolución de conflictos, entre ellos el del sureste de Ucrania, depende principalmente de las partes en conflicto. Es un asunto interno de Ucrania. Esto es principalmente un conflicto entre los propios ucranianos que se produjo con la toma de poder inconstitucional de 22 de febrero de 2014 en Kiev [donde el Parlamento depuso al presidente prorruso Yanukovich]. Ésa es la fuente de todos los problemas. Lo más importante ahora es que las partes en conflicto puedan encontrar la fuerza para negociar entre sí. La pelota está en el tejado de las autoridades de Kiev. Es a ellos a quienes les corresponde dar el primer paso para ir hacia el logro de los acuerdos de Minsk, es decir, hacia una consecución de una autonomía jurídica para las regiones que se han rebelado contra Kiev.

 

(…)

Seguir leyendo en La Razón, 05-06-17

Foto: Emmanuel Macron y Vladimir Putin en el palacio de Versailles.

 

0Te gusta
JOSÉ MARÍA MARCO

ante. Donec elementum lectus vel, quis,