¡Suscríbete y recibirás nuestra Newsletter: 'Los viernes de Marco'!
[mc4wp_form id="7160"]
 

Estás buscando en Historia

Cuando Maura llevó a Alfonso XIII a Barcelona

Barcelona, mediterránea y portuaria por esencia, además de industrializada pronto, no ha sido una ciudad pacífica. En 1937, Azaña, entonces Presidente de la República y que tres años antes había presenciado en directo la sublevación de la Generalidad, se encontró atrapado en su residencia oficial entre los anarquistas y los nacionalistas,

Febrero 1936. La demolición del mito

En buena lógica, la filiación de la Monarquía parlamentaria o, si se prefiere, de la democracia liberal española de 1978, debería haberse remontado a dos períodos de nuestra historia: la Monarquía constitucional de 1876 y, por su carácter de experimento democrático, a la Segunda República. De la primera no se hizo uso porque desde la crisis de finales del siglo XIX quedó marcada a sangre y fuego por la empresa de demolición a la que sometieron la nación liberal regeneracionistas,